Bienvenidos y bienvenidas

Este Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela tiene por jurisdicción las provincias de la Columbia Británica, Alberta, Yukón y los Territorios del Noroeste de Canadá.

Exhortamos a toda la comunidad venezolana a mantener sus pasaportes y demás documentos en regla para evitar cualquier tipo de incovenenientes que se puedan derivar de tener documentos vencidos. El tiempo de entrega de todos los trámites consulares es de 5 días hábiles desde el momento de la recepción de los requisitos completos.

Noticias Destacadas

Atacada brutalmente en Chacao la Cónsul de Venezuela en Vancouver y herido de gravedad su hermano

Caracas, 15 Abr.- En la noche de este lunes 14 de abril, fue atacada por una horda fascista la Cónsul General de la República Bolivariana de Venezuela en Vancouver, Canadá, Merli Vanegas, junto con su sobrina menor de edad y su hermano Leonel Zavala, quien resultó herido de gravedad.

El estado de salud de Zavala es estable, tras haber sido intervenido quirúrgicamente por perforación del pulmón derecho con un arma blanca, como pudo confirmar Vanegas vía telefónica.

Los dos hermanos fueron víctimas de la violencia de sectores de derecha aproximadamente a las 7:40 de la noche de este lunes en el municipio Chacao de Caracas, jurisdicción del alcalde opositor Ramón Muchacho.

La agresión tuvo lugar luego de que los hermanos intentasen restablecer el paso de una vía pública (colocando en su lugar las tapas de unas alcantarillas) en la calle Páez de Chacao, cerca de donde habita su madre, y fuesen identificados como hijos de Marleny Vanegas, reconocida activista del chavismo, popular y cariñosamente llamada la Caperucita Roja.

"Uno de los hombres me reconoce y dice: 'Zámpale, que es la hija de Caperucita'. Había una turba grande de 30 a 40 personas. Se me abalanzaron tres hombres y entre nueve u once mujeres. Comenzaron a golpearme salvajemente, me halaron el cabello, me tiraron al piso, me dieron puntapiés e intentaron meterme en la alcantarilla, por lo que mi hermano intentó defenderme y uno de los sujetos sacó un cuchillo y se abalanzó sobre él, penetrándole el pulmón" narró Vanegas.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, denunció la agresión e instó al alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, a cumplir con su labor de garantizar la seguridad de los vecinos y transeúntes del territorio bajo su responsabilidad.

UN CANTO POR LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA RESONÓ EN VANCOUVER

Vancouver, 13 Abr. La voz de la comunidad latinoamericana, y de todas las personas solidarias con la Revolución Bolivariana, se oyó con fuerza y alegría este domingo en la ciudad de Vancouver, oeste de Canadá, durante el concierto Un Canto por la Revolución Bolivariana, que celebró los 12 años de la contundente victoria del pueblo venezolano contra el golpe fascista del 13 de abril de 2002.

La actividad, organizada por el Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Vancouver, también sirvió para celebrar un año de la victoria electoral del Presidente Nicolás Maduro y alertar sobre los actuales acontecimientos que vive el país.

Para ello, la noche abrió con un video sobre los sucesos de los últimos dos meses. La Cónsul María Stella Paredes también aprovechó la oportunidad para informar al público sobre el avance en los diálogos de paz entre el Gobierno Bolivariano y la oposición, la necesidad de no olvidar los sucesos del 11 de abril de 2002, recordando quiénes fueron sus protagonistas, y denunciar una vez más la manipulación mediática que trata de ocultar el intento de golpe de estado que durante varios meses se ha desarrollado en el país.

Diversas organizaciones sociales latinoamericanas tomaron el derecho de palabra para hacer llegar a Venezuela claros mensajes de solidaridad. Alejandro Calzadilla, miembro del Frente Para la Defensa de los Pueblos Hugo Chávez, Capítulo Suroeste (FDPHC-SO), habló de la importancia de la opinión pública internacional para contrarrestar las falsedades de los medios masivos. La Vancouver Bolivarian Society y la Unidad Revolucionaria Nacional de Guatemala Maíz (URNG Maíz), a través de sus representantes Antonio Ortiz y Víctor Pardo, respectivamente, ratificaron igualmente el rotundo apoyo de sus organizaciones a la Revolución Bolivariana y al Presidente Maduro desde el exterior.

Con la misma pasión intervinieron organizaciones políticas y de solidaridad que hacen vida en Canadá, como la Canadian-Cuban Friendship Association y Fire This Time, en las voces de Michael O’Neill y Tamara Hansen, así como el partido Comunista de Canadá, la Coalition of Progressive Electors (COPE) y el Partido Comunista Marxista Leninista, representados por Kimball Carion, Wilson Muñoz y Joseph Theriault, respectivamente. Todos ellos coincidieron al hacer énfasis en la importancia de que los ciudadanos del norte de América rechacen activamente las posturas imperialistas de sus gobiernos, pues la lucha de la República Bolivariana de Venezuela es, insistieron, la lucha de todas las fuerzas progresistas del orbe.

El inicio del concierto estuvo a cargo de Art Farquharson, trovador canadiense de contenido social, quién viajó directamente desde la ciudad de Victoria para participar del evento. La música siguió a cargo de la banda Sudanda, integrada por artistas de Sudán y Canadá. Ellos animaron al público con sus ritmos de fusión africano-canadienses. El cierre festivo estuvo a cargo de La Trova Nuestra, incansables compañeros de la Patria Grande, cuyo ritmo y sabor pusieron fin a una noche cargada de sonrisas, baile, información, energía combativa y apoyo entusiasta, dirigidos a reforzar la batalla que libra la Bolivariana Venezuela a favor de un mundo definitivamente mejor, que no le teme al combate pero que apuesta y trabaja por la paz y la alegría.

Respeto a la voluntad del pueblo y la sinceridad son indispensables en diálogo nacional

Caracas, 11 Abr.- El reconocimiento de la Revolución Bolivariana como el modelo respaldado por las mayorías, el desarrollo de una discusión sincera y el rechazo a la violencia son los pilares sobre los cuales debe sostenerse el diálogo emprendido por el Gobierno Nacional y al cual se sumó la oposición, refirieron este jueves representantes del Poder Ejecutivo y Legislativo.

En el primer encuentro de diálogo entre el Ejecutivo y representantes de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD), efectuado en el Palacio de Miraflores, el canciller Elías Jaua, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello; el vicepresidente para el Área Económica, Rafael Ramírez, y el gobernador de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, coincidieron en defender la voluntad expresada por el pueblo y destacar los avances de la revolución en la transformación del país.

Durante su intervención, Jaua instó a la oposición a construir una agenda de debate basada en el reconocimiento de la voluntad del pueblo, pues el diálogo no solo debe ser para abordar la coyuntura actual, sino también los problemas estructurales que "se vienen arrastrando desde varios años atrás".

Explicó que el problema de fondo radica en el desconocimiento de la voluntad del pueblo, que ha escogido la opción revolucionaria en los procesos electorales de los últimos 15 años.

El desconocimiento empezó en el año 2002, cuando la derecha intentó derrocar al comandante Hugo Chávez. "Desde ese momento vino una fractura, luego se desconocieron en reiteradas oportunidades resultados electorales, y aún esperamos se entreguen las pruebas del fraude de las elecciones presidenciales del año pasado", acotó.

Refirió que la oposición, tras la llegada de Nicolás Maduro a la presidencia, "ha llamado de nuevo al desconocimiento de un presidente elegido por el pueblo, a través de la violencia", mediante acciones como la campaña promovida por la oposición que se llamó "la salida" y que condujo a la espiral de violencia registrada desde el 12 de febrero.

En este sentido, reiteró el llamado a respetar la voluntad del pueblo para consolidar un diálogo basado en la sinceridad.

"Los instamos al reconocimiento de la voluntad popular y a lo que el pueblo expresa en democracia, porque en este país se acabó la democracia del pacto, ahora existe una democracia participativa y protagónica que decide el destino de la patria", manifestó.

"El pueblo venezolano eligió el 14 de abril de 2013 a Nicolás Maduro como presidente de la República, y él no tiene por qué pactar el mandato del pueblo. Les puede reconocer como actores políticos y sociales, pero no pueden pretender hacer gobierno (...) de eso se trata, de jugar sincero", explicó el canciller venezolano.

Diálogo sin hipocresía

El dirigente revolucionario y gobernador de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, manifestó este jueves que el diálogo entre el Ejecutivo y sectores de la oposición debe estar sustentado en la verdad, sin hipocresía.

"El diálogo tiene que ubicarse en el terreno de la verdad, desechar toda manifestación de hipocresía, debe tener un espíritu democrático. El problema de fondo es el reconocimiento a la voluntad popular", aseveró desde el Salón Ayacucho en el Palacio de Miraflores.

En este sentido, afirmó que los actos terroristas de los sectores de la derecha no pueden ser calificados como una manifestación pacífica.

"Se dice que hay presos por lucha cívica (...) Aquí no hay nadie detenido por manifestar (...) ¿Es cívico incendiar un preescolar con niños adentro?", preguntó, en alusión al incendio que grupos violentos de ultraderecha ocasionaron en el Ministerio de Vivienda, donde funciona un centro de educación inicial en el que habían niños y niñas cuando comenzaron las llamas.

"¿Defendemos que se queme la casa a la gente? ¿Es lucha cívica quemar una universidad, poner una guaya para que se degolle un motorizado, poner a un francotirador para matar de manera descarada a alguien?", enfatizó Istúriz.

Asimismo, indicó que hay estudiantes "que están chantajeados por los violentos (...) No se puede condenar la violencia y defender a los violentos".

Un llamado a condenar la violencia

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, instó a la oposición a deslindarse de la violencia y a respetar la voluntad expresada por el pueblo venezolano.

"O condenamos la violencia o no la condenamos (...). Nosotros estamos preparados para sentarnos dónde sea y cuándo sea para hablar de paz y para mejorar lo que haya mejorar", indicó el parlamentario.

En ese sentido, consideró una contradicción que la MUD pida al gobierno combatir supuestos "colectivos armados", pero no rechaza los grupos vandálicos que han asesinado personas que han intentado reabrir las vías bloqueadas por estas bandas terroristas.

"Muchos (dentro de la oposición) dicen que están acá porque creen en la paz, pero los que están acá no se han deslindado de la violencia. ¿Quién de ustedes ha condenado la violencia? Nadie. No han condenado, por ejemplo, la quema de un preescolar con 89 niños adentro", sostuvo.

Consideró que la propuesta de liberar a los responsables del asesinato de personas durante los actos terroristas que se han desarrollado en el país muestra la posición ambigua de la oposición en cuanto a la democracia, pues de acuerdo con la Constitución de la República esas actuaciones deben ser penalizadas.

"Entonces, cuando uno los escucha hablar de democracia pareciera que estamos hablando de cosas diferentes", acotó.

Cabello espera, además, la incorporación de la bancada opositora a la comisión de la verdad para investigar la violencia desatada desde el 12 de febrero.

La construcción de un futuro soberano

El vicepresidente para el Área Económica, Rafael Ramírez, refirió que la Revolución Bolivariana "le ha devuelto (a Venezuela) las posibilidades de un futuro soberano e independiente" y, para ello, "ha dado una lucha extraordinaria para tener las bases de una economía profundamente soberana".

Este proceso reivindicativo pasó por recuperar la renta petrolera en favor de los más necesitados, hecho que ha "despertado la cohesión y el sentido nacional de todo nuestro país".

Ramírez acotó que el modelo económico y socialista ha sido eficaz en abatir la pobreza, al disminuir los índices de 50%, en la década de 1990, a menos de 20% en la actualidad, y la pobreza extrema al pasar de 30%, en el referido periodo a menos de 6% hoy día.

También señaló que el desempleo ha llegado a menos de 5,6%. "Estamos hablando de dos modelos económicos: el nuestro, profundamente popular y revolucionario, y va a continuar con el programa de la Revolución Bolivariana que expusiera el comandante Hugo Chávez", afirmó Ramírez.

"Venezuela tiene posibilidades de desarrollo reales, tenemos posibilidades de superar el rentismo petrolero", enfatizó.

En este punto, Ramírez advirtió que la ultraderecha venezolana asedia permanente la economía venezolana. "Estamos siendo víctimas de una guerra sostenida contra nuestro pueblo, que tiene que ver con un desconocimiento de la voluntad popular expresada en la elección del presidente Nicolás Maduro", denunció.

Ramírez subrayó que ningún sector del país debe aprobar la violencia promovida por los grupos terroristas de la ultraderecha y denunció que hay fuerzas paramilitares que atentan contra la estabilidad de Venezuela.

Frente a ello, el Gobierno Nacional ha demostrado gran tolerancia al promover el diálogo "con la verdad. Vamos a restablecer la ética de la política".

"Creemos profundamente en el diálogo, estamos aquí completos, de manera integra (...) tenemos nuestra mano extendida para avanzar en el camino de transformación de nuestra patria hacia horizontes distintos".

AVN

Gobierno reitera compromiso de hacer del diálogo un camino permanente

Caracas, 11 Abr.- El Gobierno Nacional reitera su compromiso de continuar propiciando el diálogo como método permanente de trabajo para el bienestar del pueblo venezolano, destacó este viernes el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza.

Mediante una serie de mensajes publicados en su cuenta en Twitter @jaarreaza, se refirió al encuentro sostenido la noche del pasado jueves entre el Ejecutivo y miembros de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), quienes, tras ocho semanas de negarse al diálogo de paz propuesto por el presidente Nicolás Maduro, aceptaron participar de esta iniciativa.

"Por nuestra parte, haremos todos los esfuerzos necesarios con amplitud, firmeza y paciencia para hacer del diálogo un camino permanente", publicó Arreaza en la mencionada red social.

Igualmente, valoró la importancia de ese primer encuentro por la paz con factores contrarios a la Revolución, agregando que "debemos cuidar ese espacio, más allá de las profundas diferencias que tenemos".

Con respecto a la Conferencia Económica por la Paz manifestó que ha demostrado que puede avanzar de manera rigurosa, sin pactos y con sentido nacionalista.

El Ejecutivo venezolano decidió incluir el tema económico en la Conferencia Nacional por la Paz debido a que actualmente el pueblo venezolano enfrenta una guerra económica impulsada por sectores opositores, caracterizada por la especulación con los precios y el acaparamiento de productos.

Durante el primer encuentro de diálogo con representantes de la MUD, el jefe de Estado planteó como puntos de discusión la búsqueda de paz para alcanzar la justicia, la construcción de un modelo de coexistencia, la rotunda condena a la violencia como método político, el reconocimiento del chavismo como una poderosa corriente política y el respeto a la Constitución de la República.

AVN

El golpe de Estado continuado contra el pueblo y la revolución bolivariana en dos tiempos

Caracas, 10 Abr.- Más de una década después, el golpe que sectores económicos, mediáticos y militares dieron al gobierno popular comandado por el Presidente Hugo Chávez, se repite, ahora, contra el primer mandatario obrero del país, Nicolás Maduro, quien por mandato popular, continúa el legado de Chávez, líder de la Revolución Bolivariana en Venezuela.

A 12 años del golpe contra Chávez, ocurrido el 11 de abril de 2002, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha denunciado el rebrote de una corriente fascista en el país. Reiteradamente, ha hecho un llamado al diálogo y ha señalado que las acciones terroristas de grupos de extrema derecha emprendidas desde el pasado 12 de febrero representan un golpe de Estado continuado que proviene de los círculos de poder del Gobierno de Estados Unidos, e involucra a las cúpulas empresariales venezolanas, tal como en 2002.

Asimismo, el jefe de Estado ha denunciado que medios de comunicación de propiedad privada ejecutan una campaña nacional e internacional que vende al mundo la idea de una Venezuela en caos. En 2002, su argumento era el de una "dictadura". En la actualidad, mantienen tal versión, con el añadido de que "la lucha" contra el régimen la realiza "un grupo de estudiantes pacíficos y desarmados", ocultando que se trata de bandas entrenadas por paramilitares y contratadas por partidos políticos de ultraderecha, como ha sido confirmado por el Ministerio de Interiores, Justicia y Paz.

Estos grupos violentos comenzaron su plan de ataque dirigidos por la ex diputada María Machado, el detenido Leopoldo López y el alcalde del área metropolitana, Antonio Ledezma. Su accionar causó la muerte por asesinato de 37 de los 39 fallecidos que ha dejado la ola de violencia de estas bandas terroristas.

Medios, eje articulador

Como ahora, en 2002 los acontecimientos estuvieron signados por informaciones poco claras con las que se intentó hacerle creer a la población que el Ejecutivo había ordenado reprimir a los ciudadanos y, a su vez, se incitaba a usurpar ilegalmente el poder con el que Chávez había arribado al Palacio de Miraflores, luego de ganar las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 1998, con 56,20 % de los votos.

Los canales privados Venevisión, Globovisión, Radio Caracas Televisión, Televen y televisoras internacionales como CNN, fueron parte de ese eje articulador del primer golpe mediático de la historia. El 11 de abril los medios no tuvieron como objetivo informar sino actuar con fines políticos.

Este golpe mediático estuvo apoyado por mercenarios, representantes de la oligarquía más conservadora nacional y una parte de la cúpula militar que desató la ruptura del hilo constitucional en Venezuela ese 11 de abril de 2002, cuando el entonces presidente de la República, Hugo Chávez, fue secuestrado en medio de una espiral de violencia que se esparció en el centro de Caracas.

Los promotores del golpe tuvieron su principal motivación en el interés de recuperar el control de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), luego de la aprobación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, aprobada por Chávez -junto a 49 leyes habilitantes- para cumplir con el mandato constitucional de lograr la soberanía petrolera de Venezuela.

El detonante golpista

Con el objetivo de reactivar la economía nacional dependiente, improductiva y desarticulada, como consecuencia de la "economía de puerto" del puntofijismo, en febrero de 2002 el jefe de Estado cambió la plana mayor de Pdvsa - ganada a privatizar la industria-, lo cual que desencadenó la protesta de este grupo.

Durante más de tres meses las exportaciones se vieron mermadas creando un enorme déficit e inflación en el país, por lo que el Gobierno Nacional resolvió importar gasolina para cubrir la cuota nacional, mientras el pueblo venezolano debía hacer largas filas para llenar el tanque de sus vehículos.

En conjunto, la cúpula de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), empresarios, la jerarquía de la iglesia católica, algunos partidos políticos, prensa, radios y televisoras privadas de Venezuela y Fedecámaras convocaron una huelga general de carácter indefinido el 9 de abril para forzar la renuncia de Chávez, en protesta contra las leyes de Tierras, de Hidrocarburos, de Pesca, además de otros instrumentos jurídicos aprobados vía habilitante.

Esas normativas eran imprescindibles ya que al asumir la presidencia de la República, el mandatario heredó un Estado quebrado, una sociedad en la que más del 70 % de la población vivía en la pobreza y había sido manipulada y estafada por los partidos políticos tradicionales y la oligarquía; al tiempo que el barril de petróleo se cotizaba en 8 dólares.

A ello, se sumaban los altos niveles de desempleo y subempleo, inflación por encima del 80%; la tendencia decreciente de los salarios y la segura privatización de las empresas estatales, como Pdvsa, la venta de la empresa del acero, mientras que la del aluminio estaba en proceso. Esa desigual realidad marcó lo que Chávez denominó, al jurar como Presidente electo, "emergencia social", que ameritó firmar los decretos-ley, contrarios a los intereses privatizadores de sectores burgueses.

Así las cosas, el 10 de abril, la CTV convoca una marcha y cuenta con el respaldo del cerco informativo de los medios de comunicación que daban por decantado un paro general del país que en la práctica era inexistente.

En horas de la noche, la cúpula del referido gremio, junto a los dueños de empresas y sectores políticos de la oposición, acuerdan extender la supuesta huelga general por tiempo indefinido y convocan a una marcha para el 11 de abril, que saldría desde el Parque Generalísimo Francisco de Miranda, en el este de Caracas, hasta la sede de Pdvsa-Chuao, justificando la acción con el argumento de apoyar a la "meritocracia petrolera", que había estafado la nación con groseros privilegios devenidos en una crisis socioeconómica.

La confrontación y el escenario mediático

El 11 de abril, las protestas se convirtieron en disturbios, y la marcha antichavista, como estaba previsto en el plan golpista, fue desviada de su recorrido para dirigirla hacia el palacio de Miraflores, a sabiendas de que desde tempranas horas miles de simpatizantes se encontraban concentrados alrededor de la sede del Gobierno de Venezuela en defensa de la Revolución y del presidente Chávez.

En paralelo, los medios de comunicación privados intentaban convencer a la audiencia de que el paro había sido acatado, especialmente en Caracas y transmitían imágenes pregrabadas, a las que insertaban la frase "en vivo y en directo", que mostraban calles desoladas.

Por su parte, el diario El Nacional titulaba: "La batalla final será en Miraflores". Del mismo modo, el título destacado en la portada de El Universal fue "CONFLICTO TOTAL", antecedido del rótulo "Guerra de desgaste". En las páginas del cuerpo 1, se leían encabezados como "La violencia se apoderó de occidente" y "En Oriente se prendió la mecha". Mientras, El Nuevo País no titubeó en su línea editorial y tituló: "Los militares tienen la palabra".

Asimismo, para la historia quedarían los nombres de los periodistas Lourdes Ubieta, amiga del empresario Isaac Pérez Recao; Javier Ignacio Mayorca, de El Nacional; y Otto Neustald, periodista de CNN, quienes grabaron las declaraciones de 10 oficiales de alto rango, que serían publicadas posteriormente y en las que se pronunciaban sobre unos francotiradores y unas muertes aún sin suceder.

Horas después, en el centro de Caracas, muertes, heridos y enfrentamientos acaecían mientras que los medios privados anunciaban: "Pistoleros chavistas en Puente Llaguno disparan contra la marcha opositora".

Estas corporaciones sustituyeron su programación habitual con un operativo conjunto, sin interrupciones, de la marcha opositora y no informaron acerca de lo que ocurría, no solo en las calles aledañas a Miraflores, sino también en las avenidas Urdaneta, Baralt, Puente República y El Silencio, donde miles de personas saturaban con su presencia esos espacios en apoyo al proceso revolucionario y de su líder, Hugo Chávez.

Masacre popular sin precedentes

Luego de desviarse de su ruta inicial, al aproximarse al centro de Caracas, la marcha opositora se tornaba cada vez más violenta y el plan golpista seguía en marcha. Funcionarios de la Policía Metropolitana (PM) y francotiradores ubicados en las azoteas de los edificios, se apostaban para generar los muertos que justificarían el golpe.

De acuerdo con el libro La Revolución en la República Bolivariana de Venezuela. Cronología año 2002, tomo II, "mucho antes de que existiera el riesgo de confrontación entre los dos grupos, la Brigada Motorizada y la Unidad Blindada de la Policía Metropolitana (PM), conocida como 'Ballena', actúan como brigada de choque contra los manifestantes que apoyan al Gobierno Bolivariano. Puente Llaguno, en la avenida Urdaneta y la avenida Baralt, se transforman en escenario de dolor. En el interior del Palacio Blanco cae con un tiro en la cabeza Tony Velásquez, funcionario de la Disip, quien marca el inicio de las víctimas por la acción de francotiradores ubicados en los edificios adyacentes a ambas avenidas".

Una vez ubicados en el centro de la ciudad, manifestantes de ambos lados fueron emboscados. Militantes revolucionarios apostados en Puente Llaguno intentaron resistir ante la ráfagas de disparos que provenían desde la avenida Baralt y las azoteas. La narrativa de estas imágenes fue manipulada por los medios de comunicación privados, para responsabilizar al presidente Hugo Chávez de los 19 muertos que había dejado la masacre y los más de 100 heridos.

La PM, dirigida por los comisarios Henry Vivas, Iván Simonovis, Lázaro Forero y el alcalde Alfredo Peña, incumplió los acuerdos de mantener los cordones de seguridad e impulsó la confrontación.

Minutos después se mostraba un pronunciamiento pregrabado, en el que miembros de la dirigencia golpista del alto mando militar le pedían la renuncia a Chávez y amenazaban con bombardear el Palacio de Miraflores.

Luego de horas de tensa situación y de incesante campaña mediática, el comandante Chávez decide entregarse para evitar un derramamiento de sangre, al tiempo que las fuerzas golpitas mostraban, sin prueba alguna, una supuesta renuncia del jefe de Estado.

Un día después, el 12 de abril, Pedro Carmona Estanga, entonces presidente de Fedecámaras, se autojuramentó como presidente de la República. Su primer acto oficial fue la disolución de los Poderes Públicos, la destitución de los gobernadores, alcaldes y concejales, la remoción de todos los embajadores, cónsules y vicecónsules, Misiones Permanentes Diplomáticas, así como la eliminación de las 49 leyes habilitantes, y el cambio de la Constitución, al reponer el nombre de República de Venezuela, quitándole la condición de Bolivariana.

Un silencio mediático se impuso para acallar la voz del pueblo enardecido que, en rebelión, exigía el regreso del presidente Chávez. Comenzaba así la brevísima dictadura fascista y reaccionaria de un Gobierno de facto presidido por Carmona Estanga quien el 12 de abril, a las 5:00 am, anunció al país que había sido nombrado jefe de un gobierno de transición.
Mientras tanto, Chávez permaneció secuestrado durante 36 horas en La Orchila, tiempo en el que fue presionado para firmar su renuncia a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, lo cual no aceptó.

El diálogo

Tras ser devuelto por el pueblo a la presidencia, Chávez abrió espacio para el diálogo con todos los sectores del país.
Como Chávez, el Presidente Nicolás Maduro, instaló el 26 de febrero de este año la Conferencia Nacional de Paz, con capítulos para el encuentro de los grupos económicos, mediáticos y de oposición.

La iniciativa, dirigida a la participación ciudadana, ha convocado a la oposición venezolana que, tras ocho semanas de llamado por parte de Maduro, aceptó dialogar. Los dirigentes de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, Henri Falcón y Omar Barboza, acudirán este jueves a una reunión ampliada con el Gobierno nacional, luego del encuentro exploratorio realizado el martes 8 de abril.

Este logro del Ejecutivo y la voluntad de los venezolanos para hacer la paz queda confirmada. Ante los asesinatos y el asedio de grupos de ultraderecha, la estabilidad de la República ha sido preservada por el poder popular.

Esta nueva fase de dialogo ha contado con el respaldo de la comunidad internacional y, en ese sentido, la labor de acompañamiento que ha ejercido la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es insoslayable, con las dos visitas oficiales que ha realizado desde el pasado 25 de marzo una delegación de cancilleres del referido mecanismo de integración regional.

La actitud solidaria con el pueblo venezolano quedó expresa este martes en la mesa de diálogo con la presencia de los cancilleres Mariangela Holguín (Colombia), Ricardo Patiño (Ecuador) y Luis Figuereido (Brasil).

El Presidente Maduro ha propuesto hacer de este diálogo un proceso de respeto y coexistencia entre los dos modelos propuestos en el país,  el del Gobierno socialista y el de la oposición de enfoque neoliberal.

AVN